Largo do Carmo

En pleno barrio de Chiado se encuentra el Largo do Carmo, al que es fácil llegar a poco que callejeemos por el barrio, pero al que se accede directamente tomando la primera a la derecha (Costa do Sacramento) nada más enfilar Rua Garret.

En el largo se encuentra, resistiendo al tiempo, las ruinas del Convento do Carmo, construido en el siglo XIV y parcialmente derruido por el terremoto de 1755. En la actualidad acoge el Museo Arqueológico Nacional. A la izquierda del mismo se encuentra el Cuartel do Carmo, perteneciente a la Guardia Nacional Republicana, y que tuvo un papel muy importante el 25 abril 1974, pues en él se refugió Marcelo Caetano tan revolucionario día y en él se escenificó la rendición del Estado Novo frente a los militares del MFA. Existe una inscripción en el suelo dedicada a Salgueiro Maia, que perpetúa ese momento. A la derecha del convento se encuentra el pasadizo de entrada y salida al elevador de Santa Justa, que comunica la Baixa con esta colina de la ciudad y desde el cual se puede disfrutar de una de las mejores panorámicas de la Lisboa antigua.

Pero aparte de algún que otro palacio e Iglesia, del chamariz del centro de la plaza y de la memoria del lugar, las terrazas de la plaza son un espacio delicioso para recrearse en este rincón de la ciudad o hacer un alto en el camino. Y si las Jacarandas de la plaza están en flor, inmejorable.