Miradores

Miradores

 

…Y por la ventana entreabierta se colaba el rumor y la claridad de la ciudad, y mis sentidos se activaban, y Lisboa, con sus imágenes en tres dimensiones exhibiéndose al natural y luciendo fotogenia, con un trozo de puente aquí, un balcón allá, una torre de iglesia, la cabeza de una estatua, el escaparate de una tienda de moda o los raíles del tranvía de por medio, se me ofrecía como un cuadro perfecto, con sus tópicos pero también con el agua que llevan esos ríos que suenan sobre ella, y para ella. Y pensé en lo que canta el poeta Eugénio de Andrade: “nada más quiero, de peldaño en peldaño”…

 

                                   Esta niebla sobre la ciudad, el río,

                                  las gaviotas de otros días, barcos, gente

                                  con prisa o con todo el tiempo para perder,

                                  esta niebla donde comienza la luz de Lisboa,

                                  rosa y limón sobre el Tajo, esta luz de agua,

                                  nada más quiero de peldaño en peldaño.

Miradores de Lisboa

Audioguia