Comer, comprar, soñar en Lisboa

…Nos sentamos a comer, en un sitio cualquiera. Muy concurrido el Centro, o por lo menos así me lo parecía a mí. Y es que todo el alborozo, el gentío y la vitalidad que no encuentras en las calles, en los barrios, en las zonas públicas al aire libre, lo tienes en los centros comerciales. Una de las contradicciones del alma portuguesa: adoran los Shoppings.

centro-vasco-da-gama