Bienvenido

Poramoralisboa.com pretende ser la web de referencia de los amantes de Lisboa en el mundo, que somos una inmensa minoría. A través de una afortunada combinación de palabras, imágenes y música, y con la ciudad como telón de fondo, se intenta, si no desentrañar, si al menos recrear ese estado de ánimo tan particular que suscita e impregna la ciudad… porque Lisboa es, sin duda, de las que imprimen carácter. Llegar a donde la guía convencional no puede o no le interesa llegar, al alma del lugar, para satisfacción de espíritu del viajero inquieto y exigente, del militante de la saudade en este caso, con un contenido eminentemente literario y una vocación clara de ofrecer “la alternativa” a la escapada o estancia al uso, para los que quieren sentir y no limitarse a fotografiar la ciudad.

Apoyada en textos de la novela “Tal vez se llame Lisboa…”, todo un viaje novelado a la capital lusa que, como explica su autor en el prólogo, escribió porque no lo encontraba en librerías, se nos invita a profundizar en la devoción por una ciudad y sus gentes, y compartir con otros “enfermos” de Lisboa semejante declaración de amor. Ésta y no otra es nuestra carga “ideológica”. Porque sí, hay que admitirlo: aunque seamos plenamente conscientes de sus contras y sepamos de sobra de las muchas carencias y defectos de la ciudad, somos absolutamente arbitrarios y parciales al declarar nuestra incondicionalidad a Lisboa. Sirva esto como aviso para navegantes. Sin embargo, y sirva también como aviso, lo que decimos no va a misa, ni a parte alguna, con respecto a lo típico de “qué ver”, “visitas imprescindibles”, “dónde comer”, “qué comprar” o “dónde tomarse una copa”, porque somos muy conscientes de que cada viajero es genuino y la ciudad, distinta completamente con cada mirada. Nos da mucho pudor andar o pretender andar sentando cátedra, sobre todo porque nos quedan mil lisboas aún por descubrir, por eso nuestras recomendaciones y sugerencias van siempre acompañadas del matiz y la observación, y para acabar llegando siempre a la misma conclusión: déjese llevar por la ciudad, por la ciudad en sí, y por nadie más… ciudad, además, “Lisboa”, que es mujer, por si alguno no se había dado cuenta todavía. Así pues, callejee al azar, déjese perder, pregunte a la gente, irrumpa sin aviso, asome el morro, atisbe, contraste, o simplemente siéntese en un café de cara a la vida de la calle. Pero en cualquier caso, sorpréndase a sí mismo. Y si no le caben en el bolsillo del ánimo o se le escapa por un agujero la arena del tiempo, deshágase de nuestras recomendaciones. Eso sí: lleve calzado cómodo.

Pero como no se concibe ésta página sin la interacción de sus visitantes, esperamos que crezca gracias a las colaboraciones, sugerencias y aportaciones de sus cómplices, iberistas o no, esporádicos o asiduos a la ciudad, recién llegados o tan eternos como la ciudad misma, corazones en paz con el mundo o sedientos de batalla. Y por supuesto, se admiten críticas (porque, efectivamente, puede que la tengamos un poco idealizada…). Así pues, para todos los gustos.

Se trata, por tanto, de una página que nace como tal en el verano de 2010, no con la pretensión de ser exhaustivos o tener la última palabra sino con la voluntad de despertar el interés, de recrear la mirada, de sumar y seguir, de reclutar compinches, de pensar en grande; con una estructura básica pero tantas posibilidades como las que ofrezcan sus visitantes, los usuarios, amigos de esta página, que son las que contribuirán, o no, a hacer de este proyecto algo hermoso.

Y todo ello, por amor a Lisboa…